¡Oh, Marisquito!
Lo reconoceréis por sus más de 12 millones de euros de impacto.
También por la abrumante cifra de 40.000 visitantes al día y por ser el evento que coloca a Vigo en el mapa “de la cultura urbana europea”. 
Joder, ¿es que a alguien se le ocurre poner en duda el éxito y la repercusión del “O Marisquiño”?
No seré yo el que maquille ni ponga peros a tal magnífico evento, que recordemos, comenzó sin un solo apoyo del Concello pero que ahora, además de patrocinios, cuenta con una importante ayuda pública.
Una ayuda económica que también llega, por ejemplo, a la exposición fotográfica de Javier Teniente instalada en la Calle Príncipe. 
¡Qué cabrón! ¿Estaré intentando relacionar los destrozos de Príncipe con el evento de eventos? ¿A caso no hay chalados y maleducados por ahí el resto del año?
Lleno absoluto en hoteles, bares y taperías. Más repercusión que la Reconquista o Conxemar, dicen. Seguro que tiene más tirón que la “Volvo Ocean Race”. Más que un partido del Celta contra el Manchester Utd. Más tirón que un concierto de “primera línea” en Castrelos (¡ups!)
La gallina de los huevos de oro, el momento en el que la cultura y la juventud se dan la mano, ¡Y es en Vigo! Chúpate esa Barcelona; ¿Has oído Madrid? ¿Qué te crees tú Bilbao?
Pues yo subo la apuesta. Me atrevo a decir que el “O Marisquiño” es la nueva movida.
El nuevo foco de referentes culturales que necesitábamos. El lugar y el momento donde invertir en nuestros jóvenes, donde realmente desarrollamos su amor por el consumo de drogas; por la inversión de capital paternal en botellones que prohibimos a ultranza el resto del año o por la apología de la violencia y el machismo -conocidas y conocidos han recibido en 2 días más comentarios machistas e intentos de agresión que en 5 años-.
¡Pero bueno! ¿Quién me he creído que soy afirmando algo tan brutal y degenerado? ¿Es que no soy consciente del beneficio global para el turismo en Vigo?
Ese modelo turístico ejemplar. El de las campañas sin supervisión, en las que un publicista relaciona las Cíes con rayas de cocaína. El modelo de turismo en el que priman los videos a cámara superlenta de una ría con niveles inaceptables de plomo o lo que es peor, un modelo basado en hacerse fotos con el Dinoseto. 
 
Me estoy poniendo denso y no sé porqué. A mi nunca se me ocurriría decir nada malo del “O Marisquiño”. ¿Y a ti?
 
compartir en facebook
compartir en twitter
Bookmark and Share
PUBLICADO POR Guillermo Vázquez Zapata gvz90s@gmail.com el 17/08/2016
Música, Viajes, Hip hop, Tendencias

La revista Dot: nace como una necesidad de dar a conocer lo más relevante en el panorama artístico y cultural de Galicia. Una guía útil, pero sobre todo eficaz, para los que viven aquí y los que vienen por primera vez, cuya intención es dar a conocer todo lo que se puede hacer y en dónde se puede hacer.  Cada dos meses, os presentamos en una tirada en papel de 12.000 ejemplares distribuidos en casi 1000 puntos de distribución ... leer más

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe nuestras recomendaciones semanales en tu correo
A Coruña | Ourense | Pontevedra | Santiago | Vigo
DOT MAGAZINE © 2017 · Todos los derechos reservados · Dot: está editada por ChaChaChaStudio | Aviso Legal | Panel de redactores
Irmandiños 8, 4ºA, 36201 Vigo (SP) | T. +34 692 140 602 | info@dotgalicia.com