NOCHE EN VIGO CON MELANGE
Amanecía desoladora la noche en la sala Radar. A cuenta gotas fue entrando gente hasta ocupar un cuarto del aforo. Éramos pocos, pero ávidos de escuchar la presentación del primer disco de los madrileños Melange, un larga duración propiamente dicho, ya que se extiende hasta los 75 minutos. Premeditado o no, se han saltado parte de los convencionalismos comerciales actuales, donde se apuesta por un escaso minutaje e impera la ley del “hit”. Visto de esta manera parece más pensado para la vieja guardia rockera, esa que sigue adorando escuchar los discos de principio a fin en formato vinilo y si es doble, como es el caso, mejor. 
 
Su propuesta musical: una mezcla (= melange) inabarcable, partiendo de una base rock se entrelazan diferentes estilos entre ellos, el progresivo, el krautrock, los tintes psicodélicos y una fusión de diferentes folklores populares desde el norte de Europa hasta el desierto africano y con desvíos hacia Oriente. Una auténtica montaña rusa de sonido que hace que el oyente descubre en cada escucha distintos matices.
 
Pero vamos al grano, comenzaron con "Nuevos ritos" basado en una secuencia de rasgueos de guitarra y un mantra vocal que se va repitiendo, hasta que aparece un fraseo de guitarra y el tema se acelera con un ritmo cabalgante. Esto lo aprovecharon para enlazarlo con "Despertar", donde nos invitan a entrar en su mundo sonoro de paisaje escarpados, y diferentes perspectivas. Luego atacaron “Conan” con un ritmo vibrante que desentumeció nuestros músculos y que junto con “La cosecha” y “In the hands of time” completaron el trío más psicodélico y progresivo de la noche.  
La segunda parte del concierto se centro en los temas con sonoridad mediterránea, comenzando con el ritmo y el tarareo flamenco-oriental de “Los ojos negros”, seguido de su adaptación de los verdiales malagueños y rematado con “Saquesufáh” que sirvió de intro para el sonido de cuerda tuareg de una de sus canciones más reconocibles “Las dunas de Diabat”. Tras presentar una composición nueva que formará parte del nuevo álbum que estará listo para otoño de este año, pusieron el colofón con “Solera” su tema más accesible y bailable que hizo que el público se moviese al son de ese riff tan pegadizo. 
 
Melange no es una banda de rock progresivo sesudo. Su propuesta rezuma ritmo y vitalidad por los todos lados y tal como señalaba la camiseta de Miguel Rosón (guitarra, voz y líder creativo de la banda) con esa M gigante, del sello de Detroit, invita a moverse y a disfrutar de una música bonita, bien hecha y magníficamente ejecutada. Será Melange el sonido de una nueva juventud? 

Crónica > Oscar Veiga
compartir en facebook
compartir en twitter
Bookmark and Share
PUBLICADO POR Dot: el 21/02/2017
Música

La revista Dot: nace como una necesidad de dar a conocer lo más relevante en el panorama artístico y cultural de Galicia. Una guía útil, pero sobre todo eficaz, para los que viven aquí y los que vienen por primera vez, cuya intención es dar a conocer todo lo que se puede hacer y en dónde se puede hacer.  Cada dos meses, os presentamos en una tirada en papel de 12.000 ejemplares distribuidos en casi 1000 puntos de distribución ... leer más

Suscríbete a nuestro boletín semanal y recibe nuestras recomendaciones semanales en tu correo
A Coruña | Ourense | Pontevedra | Santiago | Vigo
DOT MAGAZINE © 2017 · Todos los derechos reservados · Dot: está editada por ChaChaChaStudio | Aviso Legal | Panel de redactores
Irmandiños 8, 4ºA, 36201 Vigo (SP) | T. +34 692 140 602 | info@dotgalicia.com