Aunque a algún despistado pueda parecerle que no hace tanto del verano… ¡ha llegado la Navidad! Ya está aquí y, como cada año, será amada por muchos y odiada por más.

​Nunca nos ponemos de acuerdo, y el mismo que dice que estas fechas son un invento de El Corte Inglés se emociona como el que más al abrir su primer regalo. El que lleva desde octubre jurando por lo más sagrado que este año no se deja ver por la cena de empresa, se encuentra organizándola en diciembre. En toda pandilla hay alguien que odia que los bares estén más llenos que nunca, pero no para de hablar por ese grupo de WhatsApp para buscar fechas para que vuelvan a juntarse los que están aquí todo el año y los que se fueron pero vuelven a casa como el turrón.

​La Navidad está llena de tópicos de los que intentamos escapar, pero que, a fin de cuentas, acaban atrapándonos. Las luces, el frío, las pelis de sobremesa, el calor de la familia y los días festivos hacen su magia para terminar convenciendo hasta al más escéptico. Podemos fingir, podemos decir en tono muy serio que no vamos a caer en el rollo capitalista navideño, porque eso de cuidar a nuestros seres queridos y de ser detallistas hay que hacerlo todo el año, pero, irremediablemente, acabaremos volviéndonos locos a última hora porque a buenos regaladores no hay quien nos gane ¡no íbamos a ser menos!

​Así que, seas como seas, disfruta y no te culpes, porque, la ames o la odies, la Navidad es esa época en la que coger unos kilitos de más es casi obligatorio, salir más que de costumbre no está mal visto y no darse precisamente a la vida ordenada es el mejor plan. Entre tanto, si quieres callar esa voz en tu cabeza que te dice que ya te estás pasando, ponte manos a la obra, coge lápiz y papel, y escribe una lista kilométrica de propósitos para el 2019 —como ir al gimnasio (además de pagarlo), comer sano y ser mejor persona—, y, cuando hayas acabado, otro año más, no cumplas ni uno.

​Estés en el bando que estés, te recordamos 6 citas a las que no podrás faltar estas Navidades. Así ya puedes ir organizándote el calendario y estar a la altura:

1. Previas en el Casco Vello

si no nos toca preparar la cena estamos de enhorabuena, porque el día de Noche Buena y el de Fin de Año el centro de la ciudad son el punto de encuentro para amantes y odiantes del ambiente navideño, pequeños y mayores, bípedos y cuadrúpedos. Todo hijo de vecino va calentando motores desde la hora del vermut, se desea feliz año, se reúne con los suyos y, una vez más, es un tópico con patas. Eso sí, con una caña en la mano.

2. San Silvestre

Sí, no todo iba a ser darse a la buena vida. Si estás buscando un plan saludable el día 31 de diciembre es tu fecha a marcar en rojo. La carrera de San Silvestre es ya un clásico para aquellos valientes que deciden ponerse su mejor disfraz, se calzan sus deportivas y se atreven a correr 6 kilómetros aunque les espere una noche muy larga. Si lo vas dejando pasar de año en año, esta vez no asegures que para el año que viene te apuntas y ¡hazlo ya! Y si la vida fitness no es lo tuyo, como seguro que estarás de cañas por el centro, anima a los que están corriendo y, si te ves generoso, hazles de aguador que a nadie le amarga una cervecita bien fresca.

3. Comilonas

Además de cumplir en los banquetes reglamentarios, te mueres de ganas de reunirte con tus amigos y alargar el aperitivo. Estamos seguros de que algo de marisco caerá por tu mesa, así que, como ya se ha inaugurado la temporada de cocido todos los miércoles en A Mina (San Vicente, 8), te sugerimos que vayas reservando mesa y te llenes bien el buche. Luego puedes dormirte una siesta con baba incluida o afiliarte al club de los de peli y manta. ¿Ya te va gustando más la Navidad?

4. Aniversario de La Iguana Club

Probablemente La Iguana  (Churruca, 14) sea el local más emblemático de la ciudad, y, por supuesto, no iba a dejarnos indiferentes en estas fechas. El templo del rock por antonomasia vuelve a celebrar su aniversario (y ya van 28!!) el jueves 20 de diciembre con ganas de reunir a los de siempre y de recibir a todo el que quiera subirse al carro. Buen ambiente, clasicazos de la música y mucho bailoteo. Te resultará imposible decir que no.

5. Noche de Fin de Año

Es Fin de Año y, aunque no apetezca, hay que salir. Te acabarán convenciendo como sea, así que no intentes resistirte. Algunos llegan de punta en blanco al centro aunque tenga algún las doce uvas en la garganta, y otros se lo toman con más calma porque «es una noche como otra cualquiera, solo que en los locales no cabe ni un alfiler y las copas son más caras que el resto del año». Seáis como seáis, no os pongáis cenizos y a dar el callo hasta que llegue el chocolate con churros, que un día es un día. Una buena opción para esta noche tan larga será pasarla en La Fábrica de Chocolate y terminar en el New Mondo Year 2018 (Sala Mondo Club, Joaquín Loriga, 3), animaos porque nunca defrauda.

.

6. Concierto de Año Nuevo

Lo sentimos, sabemos que seguramente este 1 de Enero tampoco estés en Viena para disfrutar del más que icónico Concierto de Año Nuevo… ¡ni falta que hace! Como somos conscientes de que no hay nada más potente que la música en directo, pero también estamos al tanto de que la cartera y tu salud no van a estar muy boyantes el primer día del año… te proponemos alternativas. Por ejemplo, el 15 de diciembre puedes asistir al VI Concierto de Navidad de la Coral Casablanca en el Teatro Afundación (Policarpo Sanz, 13) y sacarte la espinita.

.

Estela Gómez

Estela Gómez

Mi nombre es Estela y nací en el 92 —como Cobi— al lado del mar. Abro textos en canal y leo hasta en la ducha. Soy aprendiz de todo y especialista en nada, tengo incontinencia verbal crónica, y, gracias a la mejor de las suertes, las palabras me dan de comer.

Responder

X